El ‘peeling’ facial, la mejor forma de renovar la piel en otoño

Este procedimiento permite tratar las manchas solares, las secuelas del acné y las pequeñas arrugas.

peeling facial

El cloro de las piletas, el exceso de sol, la sequedad ambiental.
Tras el verano, la piel, el órgano más extenso de nuestro cuerpo, suele encarar el otoño con buen color, pero en la mayoría de los casos con falta de hidratación, alguna que otra mancha y un empeoramiento del acné en el caso de las pieles grasas. Para combatir lo que los expertos denominan el efecto rebote estival, uno de los tratamientos más efectivos y demandados es el denominado peeling facial.

Indicaciones

El peeling está especialmente indicado en casos de:

  • Fotoenvejecimiento: se busca una piel más lisa, con disminución de arrugas y líneas de expresión, rejuvenecimiento de la piel y aumento de la renovación celular.
  • Acné o cicatrices: se consigue una piel más tersa y suave, al minimizar y desbloquear los poros, y reducir cicatrices y manchas.
  • Eliminación de manchas: se logra una piel más luminosa y se unifica el tono cutáneo.

Tipos de ‘peeling’

Se puede hablar de peeling superficial, medio y profundo, según su profundidad, y de peeling mecánico, químico o físico, según la técnica empleada.

  • Peeling mecánico se realiza mediante cepillos, rodillos o lijas con micropartículas como cristales o piedra. La dermoabrasión es uno de los peelings mecánicos más comunes.
  • Peeling químico se lleva a cabo aplicando productos químicos, habitualmente ácidos.
  • Peeling físico consiste en la aplicación de un agente físico con el fin de disminuir la capa más superficial de la piel.

Productos relacionados